Dejémoslo claro: amamos el café. Lo hacemos todo el año, sin medida, pero lo amamos (si cabe) más que nunca ahora -cuando el frío viola nuestras mañanas y nuestras alegrías. Tan encogidas las pobres.Amamos el calor del café en casa (pantuflas, bata y franela) pero también el sonido de las cucharillas del primer bar de la mañana y su pequeña revolución de vasos y de tazas.http://www.traveler.es/viajes/placeres/articulos/21-razones-por-las-que-amamos-el-cafe/4519

Dejémoslo claro: amamos el café. Lo hacemos todo el año, sin medida, pero lo amamos (si cabe) más que nunca ahora -cuando el frío viola nuestras mañanas y nuestras alegrías. Tan encogidas las pobres.

Amamos el calor del café en casa (pantuflas, bata y franela) pero también el sonido de las cucharillas del primer bar de la mañana y su pequeña revolución de vasos y de tazas.

http://www.traveler.es/viajes/placeres/articulos/21-razones-por-las-que-amamos-el-cafe/4519